Vega Pámanes, de Chófer de Presidente del PRI, a Presidente del Tribunal que libera Criminales

Antecedentes

Luis Carlos Vega Pámanes pasó de ser el Chófer de Javier Galván, ex presidente del PRI que fue asesinado en Providencia el año pasado,  a ser el presidente del Poder Judicial de Jalisco, a las órdenes de Leonel sandoval, Padre del gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval

Inició su carrera como magistrado en 2007. Es doctor en Derecho Constitucional por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y cuenta con una maestría en Derecho con terminal en administración de justicia y seguridad pública por la Universidad de Guadalajara (UdeG). A nivel licenciatura, Vega Pámanes se tituló como abogado en la misma UdeG con la tesis titulada: la tortura una realidad dentro del Estado.

Al arranque de la administración del priista Javier Bravo Carbajal en Puerto Vallarta, Vega Pánames fue director de la Policía Municipal. En septiembre de ese año se integró como magistrado de la Primera Sala, donde permaneció hasta febrero de 2010. Luego pasó a la Sexta Sala.

El 14 de diciembre del 2012, después de haber estado al frente del Tribunal Superior de Justicia por un periodo de siete años, Celso Humberto Rodríguez González fue relevado por Luis Carlos Vega Pámanes.

Vega Pámanes es un personaje que siempre ha sido conocido como protegido del también magistrado Leonel Sandoval –padre del gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval.

En los últimos casi 10 años, Luis Carlos Vega Pámanes ha tenido un “carrera exitosa” en el ámbito judicial y político, esto en parte debido a las buenas relaciones que ha mantenido con algunos de los políticos más sobresalientes del estado, en especial con aquellos miembros del Partido Revolucionario Institucional.  

Aunado a lo anterior, su predecesor, Celso Humberto Rodríguez, no supo congraciarse con Leonel Sandoval ya que durante su periodo al frente del Supremo Tribunal de Justicia (STJ) sumó diversos escándalos.

Después de una larga gestión plagada de casos de corrupción y manejos erráticos en la impartición de justicia es destituido de su cargo.

En el pleno del Poder Judicial, algunos magistrados consultados por la revista PROCESO en el 2012, sostenían que Vega Pámanes llegó al STJ con la anuencia de figuras claves en la estructura priista como Leonel Sandoval, Aristóteles Sandoval y hasta el propio Rodríguez González, quien le brinda su apoyo a él y a demás gente que se rumora incluyó en la nómina del tribunal.

La lista es larga, dicen los entrevistados, e incluye a hijos y familiares de magistrados, diputados, senadores y de políticos priistas y panistas en activo.

Vega Pámanes fue designado en unas elecciones desaseadas por 30 de los 33 magistrados participantes. Varios de ellos, como Luis Rabinal González, Luis Octavio Cotero Bernal y Alfonso Partida Caballero se quejaron de las maniobras del presidente saliente para ocultar sus arbitrariedades que venían denunciando desde hace meses.

Una vez tomado el cargo como presidente, queda claro que la designación de Vega se dio al amparo del magistrado Leonel Sandoval, así también lo confirman magistrados cercanos al senador Arturo Zamora Jiménez, al exdirigente del PRI Javier Guízar y su compadre, el ex diputado local Javier Galván.

Entre las entrevistas recabadas en el tribunal, se rescata el que la mayoría de los 33 magistrados coinciden en que no fueron sobornados para votar en favor de Vega, sino que lo único que buscaban era la unión con el fin de destituir a Rodríguez González; o así lo confirmó en su momento  el magistrado Marcelo García de Quevedo, “Lo que queríamos es que Celso ya se fuera”.

A pesar de su Vega Pámanes de 52 años, es padre de tres hijos y tiene poca experiencia en el Poder Judicial, pese a esto, rechaza las opiniones de abogados y analistas que lo definen como un simple expolicía:

“Yo respeto esa opinión, pero usted (al reportero) sabe que yo reúno todos los requisitos que marcan la Constitución local y la federal para ser presidente. Respeto a las personas que votaron diferente, pero trabajaré para que se sumen, en bien de Jalisco. (…) la elección fue un acto republicano de los más democráticos.”

Aquí la entrevista realizada por PROCESO a finales del 2012.

–¿Qué le asusta? –pregunta el reportero a Vega Pámanes.

–Las mentiras.

–¿Descarta que la delincuencia organizada levante en Jalisco a funcionarios judiciales o jueces como ocurre en otros estados?

–Sí, las descartamos porque tenemos magistrados, jueces, secretarios, relatores que son conscientes de que se hace el mejor esfuerzo para dotarlos de todas las herramientas para el cumplimiento de su trabajo.

Sobre los señalamientos de corrupción contra el Poder Judicial, su nuevo presidente dice que respeta las opiniones contrarias, pero que no tienen ninguna referencia o información sobre eso.

“Si alguna persona tuviera algún detalle contra algún funcionario incluso su servidor, están los medios legales para  presentar  esas   denuncias”.

–Con todo respeto, señor, ¿llega usted a un Poder Judicial inmaculado?

–Llegamos a un Poder Judicial joven, con las ganas de cambiar y llegar a la modernidad a través de los juicios orales.

–¿Llega a la sombra de Jorge Aristóteles Sandoval, gobernador electo de Jalisco?

–No. A él sólo me une una amistad y respeto que a partir de hoy será una relación institucional.

–¿Cómo le va a hacer para evitar el manoseo de Poder Judicial de corrientes políticas, del Grupo UdeG o de partidos políticos?

–Esto es muy sencillo: en el Poder Judicial la justicia no se negocia, no se manosea, se ejecuta como marca la Constitución, tanto la federal como la estatal.

Gestión como presidente del STJ y arbitrariedades

En su discurso de toma de protesta, Vega Pámanes, felicitando a Rodríguez González por su “excelente trabajo”, dijo también que la única sumisión que tendrá en su administración será con “la Constitución y con la ley”.

Apenas se estrenó como magistrado presidente del STJ, algunos empleados se quejaron porque, dicen, Vega suele tratar de forma grosera y altanera a sus subalternos. Además se le conoce por su carácter prepotente y explosivo.

Durante su primera gestión como presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, en un periodo de dos años, se interpusieron al menos 270 quejas contra jueces y personal de juzgados por presuntos actos ilícitos. Pese a esto, el pleno ahora conformado por 34 magistrados, reeligió en diciembre del 2014 a Luis Carlos Vega Pámanes como su presidente por dos años más.

Aunque durante su primer mandato, no se vieron esfuerzos para revertir esa situación, al inaugurar su segundo mandato Vega Pámanes prometió que para principios de año habría una gran cruzada contra la corrupción.

Desde el principio del año, Vega Pámanes, reveló los detalles de un estudio elaborado en el Poder Judicial y que incluye los nombres de algunos jueces, secretarios de juzgados, auxiliares y notificadores acusados de conductas ilícitas.

En ese documento aparecen los nombres de Miguel Valenzuela González, destituido como juez penal de Puerto Vallarta y señalado de liberar a José Alvarado González y a José Manuel Ornelas, acusados de secuestro. Aunque la Fiscalía General de Jalisco presentó una solicitud para detenerlo, no lo consiguió.

A propósito de este informe, que se entregó a los medios en enero de 2014, Vega Pámanes notificó también la destitución del juez penal José Ávalos Pelayo, de Lagos de Moreno, por haber demorado más de ocho meses en girar una orden de aprehensión contra un acusado de fraude.

A la lista se sumó la destitución de la jueza María Elena Rodríguez Martínez, asignada a Cihuatlán, donde los ciudadanos inconformes con su desempeño se manifestaron en su contra.

Asimismo también fueron sancionados de forma momentánea, Efraín López, titular del juzgado de Chapala; Ernesto Martínez, responsable del juzgado de Arandas; Genaro Omar León, quien encabezaba el juzgado en Villa Hidalgo; así como Mario Hernández y Agustín Flores Baldera, jueces del primer Partido Judicial.

A mediados de febrero de este año, Pámanes realizó fuertes declaraciones en contra del  presidente de la Mesa Directiva del Congreso, Enrique Aubry, nombrandolo como “violento e inimputable. Esto ante la discusión entre ambos personajes originada por la reducción de 100 millones de pesos al presupuesto del Poder Judicial de Jalisco.

“Es una persona inimputable, lo que diga no tiene caso, además no quiero. Sabemos que él se maneja por las cuestiones violentas y en mí carácter de Poder Judicial yo no me voy a poner a discutir con una persona que es inimputable. Inimputable es una persona que no es coherentemente normal, es variable, entonces no tiene caso, ante la justicia es un término jurídico que se les da a las personas que no pueden ser llevadas a juicio, porque no están cabalmente bien”, acusó Vega Pámanes.

Además recalcó que él no tiene credenciales sino un título de abogado, maestría y doctorado, refiriéndose a una comparación con Aubry.

Familia en la nómina

Al igual que otros magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Vega Pámanes tiene a dos de sus parientes en la nómina.

Se trata de su hermano y su hijo.

El hermano del magistrado, Horacio Vega Pámanes, es el secretario relator en la Sala de Adolescentes Infractores.

Y su hijo, Luis Carlos Vega González, está en el Departamento de Auxiliares de la Administración de Justicia como jefe de departamento.

Ambos aparecen en la nómina del STEJ.

Según el tabulador, el puesto de secretario relator tiene un sueldo bruto de 44 mil 292 al mes y tiene una compensación también mensual de 2 mil 999 pesos.

Un jefe de departamento –según este tabulador que está en la página web del STEJ- gana 29 mil 343 pesos y tiene una compensación mensual de 2 mil 400 pesos. Aunque en la nómina aparece el hermano con un sueldo neto –aparentemente quincenal, porque no se especifica- de 13 mil 643.38 pesos; y el  hijo aparece con un sueldo de 8 mil 744.19.  

El hecho que acontece

La mañana de este miércoles 12 de octubre, el periódico MURAL publicó en su primera plana la conversación de un audio en el que se escucha a Vega Pánames pidiéndole a Salvador Caro, Titular de la Comisaría de la Policía Preventiva Municipal de Guadalajara, liberar a dos presuntos delincuentes que fueron detenidos con armas de fuego y que eran buscados por robo y asalto.

Caro rechazó la solicitud del Magistrado; sin embargo, éste intercedió en otras instancias para evitar que los detenidos fueran encarcelados.

En la conversación por radio que sostiene con Caro, Vega Pamanes pidió ayuda por pedido del “patrón” de los detenidos, de quien sólo dice se dedica “a la compra y venta de vehículos”.

“Lo que pasa es que conozco al señor, el señor ese es muy amigo de un grupo empresarial aquí”, dijo el también presidente del Consejo de la Judicatura de Jalisco, quien no identifica por nombre a la persona a la que refiere.

El pasado viernes 29 de julio, la Policía tapatía detuvo a Víctor Manuel Andalón Zaragoza y Víctor Emmanuel Andalón Ramírez, de 43 y 22 años, respectivamente, afuera de la sucursal Banorte de Pablo Neruda 2889, en Providencia.

Al primero le encontraron una pistola Smith & Wesson, matrícula PAL 8090, abastecida con un cargador y 10 cartuchos útiles calibre .9 milímetros, en el interior de la consola central de su Ford Interceptor 2008 blanca, vidrios polarizados, torretas y placas MZA-9790 del Edomex, estacionada a un costado.

De acuerdo al acta levantada, ambos mencionaron ser elementos de una empresa de Seguridad Privada, sin acreditarlo y sin tener permiso de portación de armas.

En la grabación, Caro le advierte al magistrado que tiene que trasladar a los detenidos a la Fiscalía en la Calle 14, ya que de allá se los pidieron por estar ligados a robos.

De acuerdo a la información que se publica, el Magistrado Vega Pámanes entró en escena casi de inmediato, pues las capturas ocurrieron alrededor de las 15:30 horas y en menos de 30 minutos sonó el radio del jefe de la Policía Preventiva Municipal.

Tras colgar, se ordenó el traslado de los detenidos a la Fiscalía de Jalisco, donde se inició la carpeta de investigación FED/JAL/GDL/0000327/2016. Pero los personajes quedaron libres.

Ahora bien, para proceder contra el Magistrado tendrían que solicitar al Congreso de la Unión quitarle el fuero, ya que el delito es federal. Si las pruebas que se presentan son sólidas, entonces la PGR ya podría actuar penalmente en contra de éste.

 

Este próximo diciembre, se cumple el término de la segunda gestión de Vega Pánames como presidente del pleno del Tribunal de Justicia. Será entonces cuando se reúnan nuevamente los magistrados y tomen la decisión de renovarle al funcionario su puesto o destituirlo del mismo.

vega2

Vega Pamanes con el Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval

vega1

Vega Pamanes con el secretario de Gobierno, Roberto López Lara

vega4

Vega Pamanes con Eduardo Almaguer, Fiscal General de Jalisco

vegapamanes

Vega Pamanes con Leonel Sandoval, el padre del Gobernador de Jalisco

Author: amplificadorgdl

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.