Homofobia en la selección mexicana de futbol femenil

discriminacion_futbol_femenino_1_portada_460x290

En México muchas de las jugadoras de futbol profesional temen a salir del closet por las represalias que los entrenadores toman contra ellas.

Muchas de ellas llegan a la Selección con una preferencia sexual “diferente” a la de las demás, sin embargo, esto ya cambó y aunque en México se sigue con la tradición, muchas de ellas como Bianca Sierra y Stephany Mayor publicaron su relación en redes sociales. Y es que ellas son ex seleccionadas mexicanas de futbol, pero por alguna extraña razón ya no se encuentran dentro de la lista del entrenador.

Ahora ellas juegan en distintos equipos del mundo, pues en México no se valoran ni como jugadoras ni como personas con derechos humanos iguales al de todas y todos los demás.

Si bien en México se ha abierto un poco a las personas con preferencias sexuales diferentes a las heterosexuales, aún sigue siendo un país con problemas de tolerancia y respeto a la comunidad LGBTTTI en muchos ámbitos de las diferentes actividades económicas. No se diga en la política, porque ¿Cómo una persona así (homosexual) nos va a representar?, los clichés y las injustas etiquetas que se dan, son de tercer mundo.

En países como Noruega e Islandia ya se respetan todos los derechos de los homosexuales como los de todas las personas, por igual, sin ningún tapujo, incluso la primer ministra de Islandia Jóhanna Sigurõardóttir es la primer política en declararse abiertamente homosexual. Lo que en México aún no se puede, y no por los políticos (no todos) sino por la sociedad, porque aún se vive en un país en el que ser homosexual, transgénero o intersexual es causa de desprestigio y desaprobación por parte de la ciudadanía.

Hoy Bianca y Stephany con 23 y 24 años respectivamente han hecho historia al declararse abiertamente homosexuales, pero no para las autoridades deportivas mexicanas.

Author: amplificadorgdl

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.